Monday, September 3, 2018

Algo Mejor / Something Better

EN ESPAÑOL ABAJO...

[Here is my last bilingual travelogue for a while. School has started and I'm horribly busy with teaching now. For this bilingual series, I compose the story in Spanish and then translate into English so that we can see my progress in learning the language. Disclaimer: All grammar errors in the dialogue are my responsibility.]

ENGLISH TRANSLATION FOLLOWS.

[Aquí está mi último travelogue bilingüe por un tiempo. La escuela ha empezado y estoy terriblemente ocupada con la enseñanza ahora. Todos errores gramatical en el diágolo son mios.]

Muy temprano una mañana, oí una voz masculine y desconocida. Me levanté y me vestí, y entonces me apuré a la cocina.

Allí conocí a un hombre mayor que se parecía a Mecho. Estaban sentados a la mesa, hablando y comiendo.

“¿Es su hermano?” le pregunté a Mecho.

El sonreió. “Sí.”

Le di la mano al hombre y dije, “Me llamo Sarah.”

Él miró a su hermano. Mecho repitío mis palabras. (Aperentemente, mi acento es muy fuerte.)

“Ah. Mi nombre es Israel, pero todos me llaman Lulu,” dijo.

“Oh. Me gusta mucho su nombre… Israel. Y tambien Lulu.”

Lulu reió.

Como de costumbre, no podía entender la conversación de otras personas, pero esto no me molestó. Miré a y escuché a los hermanos y comí mi desayuno con tranquilidad.

Después del desayuno, ellos fueron afuera, donde  Mecho hábilmente le cortó el cabello de Lulu.

“Mecho, usted tiena muchas habilidades diferentes,” dije en mi discurso lento y cuidadoso.

Wednesday, August 8, 2018

Un Tipo Diferente de Aventura / A Different Kind of Adventure

EN ESPAÑOL ABAJO...

[This is not your typical travelogue, but an important part of my story in Costa Rica. For this bilingual series, I compose the story in Spanish and then translate into English so that we can see my progress in learning the language. (By the way, I'm back home now. It was a difficult adjustment.) Disclaimer: All grammar errors in the dialogue are my responsibility.]

ENGLISH TRANSLATION FOLLOWS.

[Todos errores gramatical en el diágolo son mios.]

¿Se preguntaba sobre que pasó con Walter? Me preguntaba tambien; pensaba sobre esto mucho. 

El domingo siguiente mi tour de su campo, Zeidy y yo debíamos tener una cita en su casa. Recordé el consejo de mi amiga Kim el día antes mi viaje: “Pinta sus uñas. Quizás tú vas a conocer al amor de su vida.”

“No tengo tiempo,” he contestado. 

“Si conoces a un hombre guapo, vas a desear que había pintado sus uñas.”

Decidí que corro el riesgo.

Friday, August 3, 2018

Por el Borde / Over the Edge

EN ESPAÑOL ABAJO 

[Here is another bilingual travelogue entry about my trip to Costa Rica for a Spanish Immersion program.]

ENGLISH TRANSLATION FOLLOWS. 

En la tarde del día cuando visité a Turrialba, hice un excursión con mi profesora, Karen.  Pensé que este canopy tour habían solamente cables, pero la experiencia incluyó más.

Una sorpresa esperó para mí: ¡Antes el primer cable, debemos hacer rappel debajo de una catarata! Nuestro guía nos mostró el proceso y me explicó en inglés. 

Entonces, él me dijo, "¿Está lista? ¡Vaya!" Él pusó mi hombro suavemente.

No podía cambiar de parecer. La situación era misma que mi viaje entiro; aquí, nunca sé exactamente que va a pasar, pero he aprendido que tener confianza. Siempre, todo es bueno. 

Wednesday, August 1, 2018

Un Tour de Turrialba / A Tour of Turrialba

EN ESPAÑOL ABAJO

[This is my fifth bilingual travelogue entry, chronicling both my travel experiences and my progress with Spanish in a Costa Rican language immersion program. Note that all grammar errors in the dialogue are mine.]

ENGLISH TRANSLATION FOLLOWS.

[Todos errores gramatical en el diágolo son mios.]

El día siguiente el día cuando conocí Walter, Amable, y el Chihuahua, mi profesora Karen me dio un tour de Turrialba, la ciudad más cerca de mi pueblo de Tuis. En el autobús, hablábamos sobre nuestras vidas. El bus iba muy lleno, y a mí costó concentrar porque las personas me apretaron.


Saturday, July 28, 2018

Un Día Sin Lágrimas / A Day Without Tears

EN ESPAÑOL ABAJO 

[Here is my fourth bilingual travelogue entry about my experiences in a Spanish immersion program in Costa Rica. If you can read Spanish, please note that all grammar errors in the dialogue belong to me.]

ENGLISH TRANSLATION FOLLOWS.

[Todos de errores gramaticales en el diálogo son mios.]

En mi sexto día en Costa Rica conocí a unos amigos nuevos. Estaba hablando con Zeidy, la hija de Macha, y ella me invitó que acompañarla. No supe dónde, pero estaba feliz de ver cosas nueva.

"Vamos a ir a un lugar muy bonito," ella dijo.

Manajamos arriba una carretera estrecha con muchas curvas y rocas. Traté de concentrar en nuestra conversación y no me preocupé por mi seguridad.

Tuesday, July 24, 2018

Muchos Niños Lloran / Many Children Cry

EN ESPAÑOL ABAJO...

[This is the third in a series of bilingual travelogue entries, a record of my progress in a Spanish Immersion program.]

ENGLISH TRANSLATION FOLLOWS...

En mi tercero día en Costa Rica, escuela comienzó. Estaba nerviosa sobre el autobús, pero mi mamá Tica caminó conmigo y le dijo a el conductor donde yo necesité ir.

En el bus hubo tres profesoras de mi escuela, CISA. Caminamos en la misma vía del día pasado. El edifício sirve para escuela, misión, y iglesia.

Aquí encontré a 11 perros que viven con el director, Héctor. Ellos siempre entran a escondidas. ¡A veces trepan por las ventanas!



Inicié en una clase intermedia con cuatro otros estudiantes. Todas las instrucciónes estuvieron en español. Estuvo como el sermón de Hector en el día pasado. Las palabras fluyeron sobre mi cabeza pero no entraron mis pensamientos. Sin embargo, hoy debí concentrar. ¿ Cómo pude aprender si no entendí las instrucciones?

Quise llorar, pero no. Sólo me senté en la silla y sonreí.

Después almuerzo, asistí un clase intensiva. Nosotros practicamos verbos reflexivos.

Después mi clase, yo fui a la parada con una profesora, Malli. Llegabamos diez minutos después el bus salió. El proximo bus fue a llegar en cincuenta minutos, y yo debí esperar sola.

Pregunté a Malli, "¿Cómo le digo el conductor donde necesito ir?"

Malli me explicó, pero no comprendé porque estuve inquieta. Ella repetía sus instrucciones, pero yo todavía no entendí. Ella escribía en mi cuaderno:

Yo dije, "¿Debo...?" Me levante el brazo y bajé un cable imaginario.

"Sí," ella contestó.

"¿Cómo sé cuando necesito...? Todavía no sabía el verbo.

"Después del puenta."

"¿El puente? ¿Dónde?"

Inicié llorar. "Disculpe," dije, y cubrí mis ojos. "Tengo miedo."

"Es normal," ella me dijo. "Quizás puede llamar un taxi."

"Pero no sé cómo que decir dónde la casa esta. Quizás camino. Pienso que puedo encontrar la casa si camino."

"Pero esta lejos, y esta lloviendo."

"¿Llovi... la lluvia?"

"Sí."

A mí me parecía que la carretera fue peligrosa. Fue estrecha y los carros manejaron rápidamente. Normalmente, disfruto caminar, per no quise mormirme en este día.

"OK. Por favor, me ayuda que llamar un taxi."

Malli  llamó a Ariel, el nieto de Macha, y él llamó un taxi.

"Sólo diga, 'La casa de Doña Macha, por favor,' " Malli me dijo.

No necesité decir algo porque el conductor llegó en cinco minutos. Malli le dio las instrucciónes.

Después tres minutos, estuve en mi casa.

En la cocina, dije a Macha, "A mí me hace falta mi autobús." Estuve orgullosa para usando un estructura de mi clase intensiva. Ahora, sé la correcta oración: "Perdí mi autobús."

"No sé cómo que decir dónde..." Lloré de nuevo. "Disculpe."

"No llore," Macha dijo. "Es normal. Es su primer día." Ella me abrazó.

Ahora yo reí, tan duro que casi no puedo hablar.  "Sí, muchos niños lloran en su primer día en escuela."

Soy normal.
=========================

On my third day in Costa Rica, school started. I was nervous about the bus, but my Tica Mama walked with me, and she told the bus driver where I needed to go.

On the bus were three teachers from my school, CISA. We walked the same route from the day before. The building serves as school, mission, and church.

Here I encountered 11 dogs that live with the director, Hector. They always sneak in. Sometimes they climb through the windows!

I started an intermediate class with four other students. All of the instruction was in Spanish. It was like Hector's sermon on the past day. The words flowed over my head but did not enter my thoughts. However, today I must concentrate. How could I learn if I could not understand the instruction?

I wanted to cry, but no. Instead, I sat in my chair and smiled.

After lunch, I attended an intensive class. We practiced reflexive verbs.

After my class, I went to the bus stop with a teacher, Malli. We arrived 10 minutes after the bus left. The next bus was going to arrive in 50 minutes, and I must wait alone.

I asked Malli, "How do I tell the driver where I need to go?"

She explained it to me, but I did not understand because I was very anxious. She repeated her instructions but I still did not understand. She wrote in my notebook:

To La Selva (The Jungle), please. You can stop where Aldemar or after the La Selva bridge." [I still don't quite understand the instructions.]

"Must I...?" I raised my arm and pulled an imaginary cable.

"Yes," she answered.

"How do I know when I need to...?"  I still didn't know the verb.

"After the bridge."

"The bridge? Where?"

I started to cry. "I'm sorry,"  I said, and covered my eyes. "I have fear."

"It's normal," she said. "Maybe you can call a taxi."

"But I don't  know how to say where my house is. Maybe I walk. I think I can find the house if I walk."

"No, it's far. And it's raining."

It appeared to me that the road was dangerous. It was narrow, and the cars drove rapidly. Normally, I enjoy walking, but I did not want to die on this day.

"Okay, please help me call a taxi."

Malli called Ariel, Macha's grandson, and he called a taxi.

"Just say, 'Doña Macha's house, please,' " Malli told me.

I didn't need to say anything, because the driver arrived in five minutes. Malli gave him the instructions.

I dried my eyes and hugged Malli.

After three minutes, I was in my house. In the kitchen, I said to Macha, "To me it happened that my bus was missing."  I was proud for using a structure from my intensive class. Now I know the correct sentence: "I lost my bus." [It is an idiom that we don't use in English.]

"I don't know how to say where..." I cried again. "I'm sorry"

"Don't cry," Macha said. "It's normal. It is your first day."

Now I laughed, so hard that I almost couldn't talk. "Yes, many children cry on their first day of school."

I am normal.

Friday, July 20, 2018

El Peor... y El Mejor

EN ESPAÑOL ABAJO.

[In this series of blog entries, I am writing about my experiences in a Spanish Immersion program in Costa Rica. I write first in Spanish, and then I translate it as faithfully as possible into English. This way, we can see my progress. You may notice that I am now using past tense. I must confess that the Spanish portion alone took me about five hours to write.  This is great practice for me. I can write much better than I can speak. In conversation, I typically move back and forth between present and past tense, and my speech is painfully slow. I am having the time of my life! I have three more stories to tell you so far.]

ENGLISH TRANSLATION FOLLOWS

En mi segundo día en Costa Rica me llevanté muy temprano porque la luz comienza que brillar antes las cinco. Antes desayuno,  me senté en el porche y leí mi nueva Biblia bilingüe. Fue mi primera vez que leer la Biblia en español, y ahora yo me di cuenta como glorioso es que escuchar la voz de Dios en otra idioma. Esto versículo tocó mi corazón:

Te alabaré, oh Jehová, entre los pueblos; a ti cantaré salmos entre las naciones.

"¡Es cierto!" yo pensé. " Hoy, voy a cantar con mis hermanos Ticos."

Corrí a Macha y la mostré el versículo. Ella me abrazó.

A las 9:30, fuimos para autobús a la iglesia.  Debemos caminar en una colina y en una calle con muchas rocas. Con la humedad, me sentí muy caliente.

En la iglesia, me tomé mi segundo taza de café y me comí unos postres. ¡Que rico!

Mientras nosotros cantamos, comprendí casi todo porque hay palabras en una pantalla. La primera canción tiene una oración sobre la gente cantando ante las naciones.

Toque hombro de macha y señale a la pantalla. Pienso que ella tenía lágrimas en sus ojos, como yo. ¡Dios estaba hablando conmigo!

A mí me parací que Dios eligió todas las canciones para mí. Una tenió frases de mi favorito capítulo: Salma 139. El mensaje era que Dios me conoce mejor que cualquier otro, y Él está conmigo en cada lugar. No estaba sola aquí, donde la idioma es diferente. Yo estaba tan feliz. !Que bueno, esto día!

Cuánto el sermon comienzó, no comprendí nada. Hay no palabras que leer. El pastor decía muchas cosas, y después unos pocos minutos no traté de comprender. Sólo pensé sobre necesitando agua. Me sentí caliente y fría, y también más y más mareada.

Fui al baño y oré, "Por favor, no me permite que vomitar. Aquí no, en esta iglesia desconocida."

Me senté en el piso por un tiempo muy largo, hasta Macha vino a la puerta con su hija Vicky.

Ella dijo "¿Sarah, está enferma? Abre la puerta, por favor."

¡Ay! No quierí ver nadie, solo quizás mi mamá. ¡Que malo, esto día!

Fuí en mis rodillas al puerto. Macha me da manzanilla, un té por ayudar de digestión.

"¿Me causar vomito?" yo pregunté.

"Quizás," ella contestó.

"Necesito vomitar, pero no puedo."

Tomé un poquito. Entonces dije, "¡Go!" (No podía recordar cómo hablar español en ese momento.) Moví mi mano hacia la puerta.

Ellos cerraron la puerta.

Mi cuerpo tratío y tratío de vomitar, pero nada. Gemí, y agua llenó mis ojos. "Esto día no puede ser peor," yo pensé.

Por supuesto, podria ser peor.

¡El pastor, Hector, entró el baño! Con papel de baño, suavemente limpió el maquillaje aldredor mis ojos - cómo la máscara de un mapache. Habló conmigo en inglés.

"Voy a manajarla a la casa. Su va a ser más cómoda allí.

Hector en la iglesia (y escuela)
"No puedo ir," contesté en español. "Estoy muy inferma."

Él continuó hablar en inglés. "Voy a darla algo que se sienta mejor."

"Necesito una bolsa porque quizás vomito en su carro."

Él me dio una bolsa de plástico.  Me senté en una silla.

Él puso unos aceites esenciales en mis manos. "Huela profundamente."

Inhalé unas veces. Después cerca 30 segundos, corrí al baño. Vomité y vomité hasta no quedó nada.

Después unos minutos, salimos. La calle fue tan áspero, pero no vomité más.

Muchas vezes durante la tarde, dormí y entonces me desperté. Me llevanté unas veces, pero me sentí náuseas de nuevo.

A las siete, tuve hambre pero tuve miedo que comer. Quieré galletas de soda, pero no sabía cómo describirlos.

¡En la cocina, Macha me ofreció galletas de soda! También me da agua de gelatina. Cuando era una niña, mi mamá me da estos dos cosas por enfermedad.



Dios es muy bueno. Él me dio otra madre cuando más la necesitaba.

Sí, era un buen día.

Yo y Mateo, nieto de Macha.
Su fiesta fue en misma noche
On my second day in Costa Rica I got up very early because the light starts to shine before 5. Before breakfast I sat on the porch and read my new bilingual Bible. It was my first time to read the Bible in Spanish, and now I realized how glorious it is to hear the voice of God in another language.

This verse touched my heart:
I will praise you, oh Jehovah, among the peoples;  I will sing praises to you among the nations.

"It is true," I thought. Today I'm going to sing with my Tico brothers and sisters. [Costa Ricans are called Ticos and Ticas.]

I ran to Macha and showed her the verse. She hugged me.

At 9:30 we went by bus to church. We had to walk on a hill and on a road with many rocks. With the humidity, I felt very hot.

At the church I drank my second cup of coffee and ate some pastries. How wonderful!

While we sang, I could understand almost everything because there were words on a screen. The first song had a sentence about the people singing among the Nations.

I touched Macha's shoulder and pointed at the screen. I think she had tears in her eyes, like me.

It seemed to me that God chose all of the songs for me. One had phrases from my favorite chapter: Psalm 139. The message was that God knows me better than anyone else, and he is with me in every place. I was not here alone, where the language is different. I was so happy. How good, this day!

When the sermon began, I comprehended nothing.  There were no words to read. The Pastor said many things, and after a few minutes I did not try to understand. I only thought about needing water. I felt hot and cold, and also more and more dizzy. I went to the bathroom and prayed, "Please, don't let me vomit. Not here in this unfamiliar church."

I sat on the floor for a long time, until Macha came to the door with her daughter Vicky.

She said, "Sarah are you sick? Open the door, please."

Aiyee!  I didn't want to see anyone, except maybe my mama. How bad, this day!

I went to the door on my knees. Macha gives me manzanilla, a tea that helps digestion.

"To cause me vomit?" I asked [in broken Spanish.]

"Maybe," she answered.

"I need to vomit, but I can't."

I drank a little. And then I said, "Go!" ( I could not remember how to speak Spanish in that moment.)  I moved my hand toward the door.

They closed the door.

My body tried and tried to vomit, but nothing. I moaned, and water filled my eyes.

"This day cannot be worse," I thought.

Of course, it could be worse.

The pastor, Hector, entered the bathroom! He knelt beside me. With toilet paper, he gently washed the makeup from around my eyes--like a racoon's mask.

He talked with me in English. "I will drive you home. You will be more comfortable there."

"I cannot go," I answered in Spanish. "I am very sick."

He continued to talk in English. "I will give you something to make you feel better."

"I need a bag because maybe I vomit in your car."

He gave me a plastic bag. I sat in a chair. He put some essential oils in my hands. "Breathe deeply," he said.

I inhaled a few times. After about 30 seconds, I ran to the bathroom. I vomited and vomited, until nothing remained.

After a few minutes, we left. The road was very rough, but I did not vomit more.

Many times during the afternoon, I slept and then I woke up. I got up a few times, but I felt nauseated again.

At seven, I was hungry, but I had fear to eat.  I wanted soda crackers, but I did not know how to describe them.

In the kitchen, Macha offered me soda crackers! Also gelatin water. When I was a girl, my Mama gave me these two things for sickness.

God is very good. He gave me another Mother when I needed her most.

Yes, it was a good day.









LinkWithin

Related Posts with Thumbnails